Música para el corazón

Es necesario tomarse un descanso ante la ardua jornada laboral. El día a día puede dejarnos muy estresados lo que generalmente provoca efectos físicos y mentales adversos. Debido a ello, y para evitar futuras complicaciones, resulta indispensable tomarse un respiro ante el caos diario.

Normalmente no concebimos que lograr relajar a nuestra mente y cuerpo puede ser relativamente sencillo; pensamos erróneamente que se necesita de mucho tiempo y dedicación para observar resultados palpables. Pero te decimos que esto no es así. Puedes olvidarte de todas tus preocupaciones con tan solo usar un método con el cual de seguro ya estás familiarizado: la música.

¿Qué relación tiene la música con la relajación?

Aunque solo estés acostumbrado a escuchar tonos musicales a manera de pasar el tiempo, te comentamos que sus potentes cualidades no son para servir de ocio. Está comprobado que escuchar música puede relajar nuestro cuerpo tanto como lo haría una sesión natural de yoga. ¡Y lo mejor es que no tendrás que gastar ni un centavo! Aquí te decimos cómo funciona.

Estarás al tanto de que el centro de operaciones de nuestro cuerpo es el cerebro. Si este se encuentra estresado por estar bombardeado ante muchas acciones o información; se verá sus repercusiones en todos nosotros y, por lo tanto, generaremos un cuadro para nada saludable.

Pero para combatir este estrés, podemos intentar aminar estas energías relajando nuestro cerebro, cuando este lo esté, todo nuestro cuerpo lo estará. Te decimos que los componentes de ritmo, tono, timbre y armonía pueden alterar las ondas alfa de nuestra mente hasta llevarlas a un estado de total meditación y letargo. De esta manera, alejaremos toda la tensión que pueda estar sobre nosotros.

cello

¿Qué beneficios tiene escuchar música?

Además de aliviar todas las tensiones del día a día, esta también tiene la capacidad de otorgarnos otros tantos beneficios. Todos ellos operaran en virtud de cuando ya estemos relajados por lo que solo los alcanzaremos luego de pasado cierto período de tiempo. Los principales son:

  • Incrementa tu felicidad: quizás su beneficio más perceptible. Aunque estés escuchando obras que para muchos no nos parezcan armoniosas, toda pieza puede ayudar a que no sintamos más felices en virtud de escuchar géneros que nos gustan.
  • Previene algunas enfermedades del corazón: Como ya te hemos comentado, ella puede inducir a disminuir los niveles de estrés en nuestro cuerpo. Estos, a su vez, están conectados con las principales enfermedades que atacan a nuestro corazón. La frecuencia cardíaca y los latidos del corazón estables son algunos de los beneficios que acarrea escucharla para nuestro órgano principal.
  • Mejora tu inteligencia oral y visual: De seguro habrás leído que escuchar música clásica te hará un genio. Pues aunque no te podamos asegurar que lo serás, si te podemos decir que tu agudeza visual y comunicativa se incrementará notablemente. Todo esto ha sido corroborado los estudios más recientes sobre la percepción de tonos musicales.
  • Incrementa la secreción de hormonas positivas: La Serotonina es una de las hormonas relacionadas con el placer más importantes que secreta nuestro cuerpo. Esta sufre picos altos cuando escuchamos la canción que más nos agrada. Así que solo imagina los beneficios que te producirá si las escuchas continuamente.
  • Ayuda a conciliar tu sueño: Está comprobado que los sonidos de tonos agudos o de baja frecuencia contribuyen a que podamos conciliar el sueño durante la noche. Así que si sufres de insomnio, olvida las pastillas; pues escuchar cierto tipo de música te ayudará a dormir, más abajo descubrirás cuáles son estos.
  • Contribuye a tus ejercicios deportivos: Investigaciones recientes llevadas a cabo en el Reino Unido demostraron que esta ayuda a mantener una respiración sincronizada mientras realizamos nuestros ejercicios de rutina. De esta manera, nuestros músculos reaccionarán más a las exigencias a las que los sometamos.

Todos estos beneficios pueden resumirse en solo una palabra: relajación. Esa ansiada armonía que buscamos para desconectarnos de nuestro entorno es posible se acudimos a ella. ¿Pero qué música escuchar? Ahora es momento de que lo sepas.

piano

¿Qué género debo escuchar para desahogarme?

No todo género es recomendado o idóneo para lograr disminuir los niveles de estrés de nuestro cuerpo. Desde hace siglos se sabe que ciertos tonos contribuyen más y, por otra parte, otros son más nocivos. Sabrás que frecuencias altas como las que puede llegar una guitarra eléctrica, en vez de beneficiarnos, nos perjudican. Por esta razón, debes saber que los principales géneros para logra esa armonía son:

  • Música clásica: Es la primera en la lista y la más importante. Las frecuencias y los tonos en los que se desarrollan la mayoría de las piezas son los que estimulan directamente las ondas Alfa. Debes saber también que lo ideal es que elijas aquellos en los que solo haya la intervención instrumental. Te recomendamos piezas en las que su instrumento principal sea el piano o el violín.
  • Música de ruido blanco: Los ruidos blancos de baja intensidad contribuyen a reducir el estrés en nuestro cuerpo. Aunque te parezcan un poco extraños al principio, terminarás acostumbrándote a ellos y a disfrutarlos. Evita los de alta frecuencia alta pues solo son molestos para el oído humano.
  • Sonidos naturales: Comúnmente encontramos que se venden discos que contiene los sonidos naturales más relajantes: una ligera lluvia, cantos de ballenas, el soplo de un viento y demás ayudarán a que encuentres esa tranquilidad.
  • Música de meditación: La música de meditación combina un poco de los tres factores que ya te mencionamos. Es por esta razón, que su uso se ha extendido a todo el mundo porque recibiremos un beneficio tripartito. Son bastantes famosas las obras provenientes del bajo oriente por su insinuación milenaria.

¿Cómo debo escuchar todos estos géneros?

Lo más recordable es que elijas las horas nocturnas para realizar una sesión con música. Esto debido a que, justo después de terminar esta, podamos repotenciarla yéndonos a dormir. Si deseas que todo tu cuerpo sienta sus vibraciones puedes escucharla sin audífonos; si deseas una experiencia más íntima o personal entonces usa estos. Recuéstate en un mueble y escúchala hasta que hayas perdido la noción temporal del tiempo que llevas allí.

De igual manera, te comentamos que los géneros que especificamos solo son los que poseen las mejores frecuencias. Pero tú puedes elegir el que te apetezca más y con el que creas que puedes lograr una mayor armonía. Lo importante es que podamos disfrutar de la experiencia para lograr obtener todos sus beneficios.

No se admiten más comentarios